Aceite de argán regenerador naobay ecocert

El aceite de Argán contiene un 80% de ácidos grasos esenciales, siendo un 45% ácido oleico y 35% linoleico y una elevada cantidad de Vitamina E. Es un aceite 100% puro, virgen y de calidad orgánica.

El aceite de Argán es conocido como el oro líquido de los bereberes y las mujeres marroquíes llevan utilizándolo durante años para combatir los signos del envejecimiento como las arrugas, para aportar elasticidad a la piel, mantener la hidratación o tratar las irritaciones cutáneas como las estrías o las marcas del acné.

Propiedades:

SE PUEDE APLICAR EN LAS PIELES GRASAS O CON ACNÉ

El aceite de Argán a diferencia de otros aceites, no obstruye los poros y penetra con gran facilidad en la piel. Está recomendado incluso para las personas que tienen la piel grasa, mixta o con problemas de acné, siendo muy eficaz en la recuperación de cicatrices y marcas residuales de dicha patología.

Es muy rico en Vitamina E. Posee el 80% de ácidos grasos esenciales (ácido linoleico, oleico, araquidónico y gamma linoleico), tiene propiedades antioxidantes, previene el envejecimiento prematuro, hidrata, nutre y regenera la piel.

ALTA CAPACIDAD DE PENETRACIÓN:

El aceite de Argán se caracteriza por su capacidad de hidratación profunda. Contrariamente a otros aceites, no engrasa la piel. Una sencilla aplicación con un suave masaje circular, consiguen su total penetración en unos minutos. 

FORMA DE USO:

Cuidado de la piel:

Es aconsejable comenzar utilizando una pequeña cantidad de aceite de Argán por la noche, hasta que la piel se pueda ir adaptando y muestre la intensidad de hidratación que realmente necesite.

Con la piel limpia, aplique en el rostro una o dos gotas de aceite dando un suave masaje hasta que penetre en profundidad y a continuación deje que se seque al aire durante un par de minutos. Este aceite es especialmente ligero y penetra fácilmente dejando una agradable sensación en la piel. El aceite de Argán tiene muchos usos y es especialmente eficaz para eliminar las pequeñas grietas que suelen aparecer en los labios. También es ideal para después de tomar el sol, sin embargo, hay que tener muy presente que no se debe aplicar ni durante ni antes de tomar el sol.

Cuidado de las uñas:

Una vez por semana, sumergir las uñas en una mezcla de zumo de limón y aceite de Argán a partes iguales durante 15 minutos. Es una sencilla forma de hidratarlas, fortalecerlas, reparar las grietas que en ocasiones se forman en las cutículas.

Afeitado:

Aplicado antes de la espuma o jabón de afeitado, dando un ligero masaje para preparar la piel antes de rasurar, se crea una película protectora que evita las irritaciones, cortes y rozaduras. Al utilizar el aceite de Argán, notará una gran diferencia, ya que este aceite, hidrata, suaviza, calma y protege la piel.

 

SUGERENCIAS:

Limpiar cara, cuello y escote, por la mañana y antes de acostarse para eliminar la suciedad y el exceso de grasa. Éste sencillo detalle ayuda al proceso de renovación celular, un factor muy importante en la reducción de las arrugas y la lucha contra las causas del envejecimiento.

Hay muchas formas de exfoliar la piel y excelentes productos para hacerlo, pero una de las formas más suaves y delicadas consiste, en utilizar unas gotas de aceite de Argán, emulsionarlo con agua, hacer un masaje con una tela suave como puede ser la microfibra natural. A continuación, aclarar bien con agua y secar suavemente el rostro. Es aconsejable utilizar éste método una vez por semana.

Aceite de Argán para el cuerpo:

Un masaje con aceite de Argán sobre la piel después de un baño o ducha, es perfecto para evitar las estrías ya que este aceite es ligero y de fácil absorción. El aceite de Argán aumenta la elasticidad y la belleza de la piel ayudando a combatir los signos de envejecimiento.

Aceite de Argán para el cabello:

Para utilizar el aceite de Argán como acondicionador o mascarilla, tan sólo tenemos que poner unas gotas en la palma de la mano frotar unos minutos y aplicarlo sobre el cabello y cuero cabelludo. Para el cabello seco, dejar el aceite durante más de media hora y si tu cabello es muy seco puedes dejarlo durante toda la noche. Lavar con un champú suave y repetir una o dos veces por semana. De esta forma tan sencilla, podemos conseguir un cabello, sedoso, suave, sano y muy brillante.

Un truco muy práctico para cuando queremos tratar el cabello y no tenemos mucho tiempo:

Después de aplicar el aceite de Argán tal como se indica en la forma de uso, se envuelve el cabello con un turbante de plástico, (se puede utilizar papel de cocina o hacerlo con una bolsa de plástico), de esta forma el tiempo de espera es muy inferior.

Aceite de Argán para manos y uñas:

Aplicar una pequeña cantidad de aceite de Argán en sus manos y cutículas, especialmente antes de acostarse. Esto fortalecerá a las uñas débiles o quebradizas, mitigará las manchas producidas por el sol o la edad, y ayudará a mantener las manos suaves y tersas.

Todos los comentarios

Leave a Reply